Contenidos

Estamos que lo tiramos

Ya que estamos, ¿por qué no subir todo lo que teníamos por ahí guardado?

Os dejamos con una serie de jeroglíficos, todos ellos de asignaturas del Plan 2010.

Jeroglíficos perpetrados por Ángel Muñoz y Javier Pomeda.

Jeroglificos Asignaturas de Bolonia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La solución está en vuestros corazones. O aquí.

La sorpresilla…

 

¡Efectivamente! no es lo que os pensabais ¿eh?, pero en serio, ¿qué esperabais? ¿Fotos de Robin en paños menores? No seáis ridículos, los docentes del Mat no usan calzones.

En cambio tenemos algo mucho mejor que anunciaros: ¡A partir de ahora cada viernes* habrá una viñetita fresca en la web! ¡Humor over 9000! ¡Nivel de locura: 17,2 Jambrinas! ¡Igual de informativo que el slashdat, infinitamente menos trolleado!

Así que, ale, a estar atentos a la web los viernes. Por cada comentario le lanzaremos una bolsita de ketchup al dibujante para combatir la desnutrición (si llegamos a 10 quizá le aflojemos la cadena para que pueda ver la luz del sol).

 

hill hill y gañanes

 

*Excepto en caso de muerte, mutilación o sobredosis de salsa barbacoa del dibujante.

Lunes 6 de mayo, El Eco Nº 49 ¡A LA VENTA!

Portada

¡¡Con todos ustedes… el Eco Nº49!! Memorias de un director saliente.

En esta revista…

-Entrevistamos a 5 de los 22 despedidos en la ETSIT, que nos cuentan cómo están viviendo esta nueva dura etapa y cómo fue la situación.

-Entrevistamos al ex-director Guillermo Cisneros y al nuevo director Félix Pérez, que nos dan una visión personal de la Escuela.

Hardcore Nerd vuelve a intentar protegernos… ¿habremos hecho caso a vuestras peticiones lácteas?

-Un juego de mesa bélico para toda la familia.

-Recuperamos el dossier, sin dejar títere con cabeza, así como el tablón, este último más suavecito.

– Un colaborador externo y bien enterado nos imprime su visión acerca de los despidos.

– Un cómic-western que quita el hipo y hace esguinces de muñeca a nuestros dibujantes.

-Noticias recientes, recomendaciones de series y películas, relatos…

Y mucho, muchísimo más.

Todo en el Eco de Teleco Nº 49. Hoy, martes y miércoles a la venta en el Hall del Edificio A.

Sneak Peek: Eco Nº49

Os enseñamos un fragmento de lo que será la portada de el EcoNº49, que saldrá a la venta el próximo lunes 6 de mayo. ¿Adivináis qué película hemos versionado y quiénes son los entrevistados?

portada2

ECO 46: La UPM sale de cuentas

Hace ya más de un año, un colaborador de El Eco escribió un artículo llamado “La UPM sale de cuentas” en el que se constatan irregularidades a decenas, enchufismos y demás. Gastos y derroches que han llevado a la Universidad a la situación actual en la que se encuentra. Teniendo que afrontar estos despidos injustos e innecesarios, ese pagar justos por pecadores que tan habitual es. Aquí tenéis la gran mayoría del artículo, además de los enlaces a la información pertinente.

“[…] Cuando surgió la idea para escribir el artículo, la intención no era desde luego hacer una lista de cosas que, desde mi punto de vista, son completamente inútiles. Así, en primer lugar acudí a los presupuestos de la UPM para ver si podía sacar algo en claro. No obstante, no soy periodista, ni contable, ni mucho menos director de la Escuela, así que poco pude hacer para saber si la ininteligible lista de cifras era correcta. Al fin y al cabo, uno tiene que hacer un enorme acto de fe para creerse todo lo que
pone en el papel que sostiene la mano derecha sin tener las facturas y documentos correspondientes en la izquierda (a lo verdaderamente importante, lo segundo, ningún alumno normal y corriente tiene acceso). De hecho, necesitaríamos una empresa de contabilidad ajena a la UPM (y a la propia revista), para poder comprobar si, en efecto, todas las cuentas cuadran al céntimo.

Afortunadamente, todo aquel trabajo de investigación que nos encantaría haber tenido en su momento ya lo ha llevado a cabo la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en documento de 114 páginas titulado Informe de la Fiscalización de la actividad económico-financiera de la Universidad Politécnica y de sus entidades dependientes, ejercicio 2008.

Documento que, por cierto, ya ha sido replicado por la Politécnica y en el que la Cámara de Cuentas denuncia una serie de irregularidades, a saber, proyectos de investigación que no facturan el IVA, contrataciones sospechosas y uso privado de fondos
públicos.

Claro que, escarmentado ya por experiencias anteriores, este artículo no vería la luz si en la réplica del documento por parte de la UPM no se hubiera reconocido que, en efecto, existen “errores” que van a “corregirse”.

Por ello, tras revisar el propio Informe de la Cámara de Cuentas, la alegación de la UPM y la información en la prensa, decidimos resumir los puntos más importantes para el conocimiento general.

Nota del autor: Todo lo mencionado en los puntos 1 y 2 está recogido en el Informe de la Fiscalización de la actividad económico-financiera de la Universidad Politécnica y de sus entidades dependientes, ejercicio 2008, escrito por la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, y en las declaraciones de la auditora Mazars (empresa ajena a la UPM). El autor no se responsabiliza de las posibles desavenencias entre las entidades mencionadas y la Universidad Politécnica.

Irregularidades recogidas en el informe
El Informe de la Cámara de Cuentas denuncia la gestión que realiza la Oficina de Transferencia de Tecnología (en adelante OTT). Dicha entidad tiene como misión fundamental, según la página de UPM, “dar apoyo en la tramitación, gestión económica y justificación de todos aquellos convenios y contratos emanados del estamento docente e investigador pertenecientes a los Centros y Departamentos de la UPM”. Según el Informe de la Cámara de Cuentas, se han detectado importantes deficiencias en las herramientas de las que dispone la Universidad Politécnica para el control económico de los proyectos de investigación. Los
ingresos y gastos relativos a dichos proyectos han estado a cargo de la OTT, lo que ha provocado, siempre en palabras de
la Cámara de Cuentas, un control inadecuado e insuficiente de dichos conceptos.

La UPM tenía contratadas unas mil personas en octubre de 2008 (entre becarios ERASMUS, becarios con cargo a proyectos de investigación, becarios con cotización y personal laboral a cargo de proyectos), cifra que oscila durante el año fiscal (llegando hasta más de 2000). La OTT es la encargada de la gestión de este personal, llegando al punto de que el departamento de nóminas desconoce oficiamente cualquier dato de estas personas.

El salario que percibe cada persona varía incluso perteneciendo a la misma categoría laboral (aunque en el contrato siempre figure el texto “según le corresponda de acuerdo con la tabla salarial del convenio colectivo del personal laboral de las universidades públicas de Madrid”). Apesar de ello, es el director del proyecto el que elabora un escrito que sirve como única justificación de cuánto y a quién se debe pagar, limitándose la OTT a comprobar si existe saldo en el proyecto al que se carga el importe. En ocasiones, el que elabora el escrito y percibe el pago es la misma persona.

La Cámara de Cuentas deja entrever que la independencia entre el departamento de nóminas y la OTT es la principal responsable de todas estas disfunciones. De hecho, también señala que las contrataciones no se efectún mediante procedimientos públicos como debiera. Pero aún hay más: aunque la cantidad que un profesor puede ganar del remanente del dinero asignado a un proyecto debiera ser (ya que la Universidad no establece ningún criterio al respecto) como mucho del 75% si el remanente excede en un quíntuplo el sueldo del profesor en cuestión, se han detectado casos en los que algunos se han asignado la totalidad de
dicho importe.

Uno de los dos aspectos más llamativos del Informe de la Cámara de Cuentas es la contratación de una empresa para impartir un curso de iniciación a la informática. La UPM alegó que la contratación se debía a que la empresa, cuya facturación anual no supera el doble del contrato, era “la única empresa en el mercado con total experiencia en este tipo de trabajos”. Lo realmente curioso es que, lejos de ser una empresa dedicada al sector informático, se trataba de una inmobiliaria con sede en Almería. Por otro lado, también queda recogido en el informe un caso en el que un investigador hace uso de los fondos públicos de la Universidad, justificando el uso de su vehículo personal en viajes (en los que dice llegar a conducir doce horas diarias) y gastos en dichos viajes cuando se ha comprobado que estaba en Madrid.

Además de todo lo anterior, se señalan varios errores menores relativos a la localización de ciertos aspectos económicos recogidos en unos puntos cuando en realidad deberían declararse en otros apartados.
Mazars también reconoce irregularidades
No sólo la Cámara de Cuentas ha señalado la existencia de las irregularidades. La empresa de auditoría encargada de las cuentas del ejercicio 2008, Mazars, también se hace eco de ellas y además denuncia la dificultad de acceso a la información necesaria para aclarar los incumplimientos. En palabras de Mazars: “pueden existir determinados pasivos fiscales de carácter contingente que no son susceptibles de ser evaluados objetivamente”.

Tanto la Cámara de Cuentas como Mazars (aunque la auditora considera que se ha sobrevalorado) hablan de un pasivo oculto (deuda) imposible de cuantificar, remarcando que “la memoria omite información detallada de los gastos con financiación afectada, tal como el coeficiente de financiación a fin de ejercicio y las desviaciones, tanto las acumuladas como las imputables al mismo, requerida por la legislación vigente”.

La respuesta de la UPM
La propia Universidad Politécnica no tardó mucho en salir al paso y redactó una contestación (cuyo contenido completo puede leerse en el enlace al final de este artículo) al Informe de la Cámara de Cuentas. La UPM discrepa “de muchos de los términos y conclusiones recogidos en el informe”, y se declara “una entidad responsable, transparente y comprometida con el buen uso de los recursos y bienes públicos y propios que tiene asignados”. La alegación de la Universidad revisa punto por punto cada una de las
63 irregularidades del Informe, rebatiendo, justificando o asumiendo algunas de ellas.

Respecto a que sean los directores de los proyectos de investigación los que deciden modificar las facturas emitidas, la UPM argumenta que cree que debe ser el propio director, como máximo responsable y conocedor del trabajo a realizar, quien se haga cargo de dichas gestiones. No obstante, en el caso del investigador que hizo uso privado de fondos públicos, la UPM hace hincapié en su interés en que las investigaciones sigan su curso para controlar este tipo de actuaciones.

Por último, ante la acusación de que los procedimientos de contratación no son públicos, la UPM no está de acuerdo y alega que la
publicidad se hace en los Centros y Escuelas, siendo los plazos “tan limitados que no permiten acudir a otro tipo de procedimientos”.

A partir de aquí, los que estén realmente interesados en poder sacar sus propias conclusiones deberían hacer uso de los enlaces
citados más abajo. Sea como fuere, si hay algo que hay que tener claro es que todos, alumnos, becarios, investigadores y gestores de la UPM, tenemos que poner hacer uso de los medios a nuestro alcance para frenar cualquier indicio de corrupción (y no sólo en la Universidad). De lo contrario podría ocurrir algo parecido a lo que ésta pequeña adaptación de una frase de Bertolt Brecht hace referencia: “Primero robaron los especuladores, y yo no hablé porque no era mi dinero; después robaron los bancos, y yo no hablé
porque no era mi dinero; después robó la corrupción de los gobiernos, y yo no hablé porque no era mi dinero. Ahora han decidido robarme mi dinero por ley, pero ya es tarde”.
Un matemático de paso”

FUENTES
Cámara de cuentas de la Comunidad de Madrid:
http://bit.ly/rIMlYx
El Economista:
http://bit.ly/t7KvYX
Universidad Politécnica de Madrid:
http://bit.ly/vrqNpc

TELECOPOLY: Todas las tarjetas

Una vez tenéis todos vuestro respectivo Eco 48, es hora de seguir disfrutándolo en familia o con vuestros amigos con TELECOPOLY. ¿Quién dijo que las navidades eran para estudiar?

Haz que te rente. Supera a todos tus rivales con todo tipo de artimañas financieras (recuerda que el juego sigue las mismas reglas que el Monopoly original)

Domina el Quadrivium. Hazte con el control del MAT e instaura el terror en la zona noble del tablero, o consigue todas las propiedades del SSR para mover hilos a lo largo y ancho de la ETSIT. Importante: los “barrios” están marcados por su correspondiente número romano (I – VIII)

Ojo con publicaciones. Si caes en la casilla te tirarás tres turnos sin poder moverte mientras se toman su tiempo para fotocopiarte dos caras de apuntes.

Dale uso a tus componentes de EINB. Ya que no te va a salir ni media práctica, puedes usar al menos los transistores y resistencias como tu ficha. Si una plancha puede ser propietaria ¿qué no haras con esos invencibles circuitos?

Tu ECO, tus reglas. Juega limpio o haz los clásicos chanchullos, como dejar el dinero en medio y pillarlo cuándo alguien caiga en el párking gratuito. Es bien.

Cáscale, cascáis. Julio Maldini también juega a TELECOPOLY. ¿A qué esperas tú?

 

Nota: En caso de jugar sin trolleos, se recomienda utilizar la tarjeta de “Redactor del Eco” como comodín para salir gratis de publicaciones. Por no abusar, vamos.

Sneak Peek: Eco Nº48

Os enseñamos un fragmento de lo que será la portada de el EcoNº48, que saldrá a la venta el próximo lunes 10 de diciembre. ¿Adivináis en qué película está basado y de qué asignatura son los entrevistados?

Teletienda Eco (Promo Eco Nº48)

YouTube Preview Image

Es Hora de Aventuras en la ETSIT.

Creado por @buscalios, redactor de El Eco de Teleco.

Ecce Biblio